‘Nomadland’ se lleva la noche, gana a Mejor Película

‘Nomadland’ se lleva la noche, gana a Mejor Película

‘Nomadland, un híbrido de road movie, western, drama y documental sobre la vida itinerante de estadounidenses marginados, ganó el domingo el Óscar a la mejor película, el máximo premio de la industria cinematográfica.

La elogiada película de la directora china Chloé Zhao triunfó sobre:

  • «El padre»
  •  «Judas y el Mesías Negro»
  • «Mank»
  •  «Minari»
  •  «Young Promising Woman»
  • «El sonido del metal»
  • «El juicio de los 7 de Chicago».

El film de Chloé Zhao era favorito desde hacía meses, luego de que arrasara con premios de festivales y sindicatos en un año en el que muchas grandes producciones se pospusieron por la pandemia.

Su victoria es histórica: es la primera de una película dirigida por una mujer de origen asiático, y está protagonizada por un elenco de actores no profesionales que en su mayoría hacen de sí mismos.

Zhao agradeció en particular a la «comunidad nómade».

Gracias por enseñarnos el poder de la resiliencia y la esperanza. Y por recordarnos cómo es la verdadera bondad», dijo al recibir la estatuilla.

La película está basada en el libro de 2017 «País Nómada: Supervivientes del siglo XXI», que escribió la periodista estadounidense Jessica Bruder después de vivir en una casa rodante junto a estos itinerantes trabajadores de bajos salarios que deambulan por Estados Unidos.

Fue Peter Spears, productor de «Llámame por tu nombre», quien le presentó la historia a Frances McDormand, también coronada el domingo por su papel en la cinta.

Ella puso el proyecto en manos de Zhao, cuya película «The Rider», un western con temática de rodeo, la había dejado hipnotizada en un festival.

Zhao aceptó inmediatamente y propuso crear el personaje de Fern, interpretado por McDormand, como una amalgama de varios personajes del libro.

La directora también recurrió a Bruder para rastrear a los nómadas del libro, como Linda May, Swankie y Bob Wells, que aparecen en la película como ellos mismos.

Para todos nosotros, trabajar de manera híbrida con actores profesionales y no profesionales era algo nuevo», dijo Spears.

Los productores habían subrayado «los enormes riesgos inherentes a este proceso cinematográfico» cuando fueron a proponer la idea al estudio Searchlight Pictures.

Fuimos muy directos al respecto y les dijimos ‘Esto es lo que sabemos, esto es lo que no sabemos y así es como lo vamos a abordar’ (…) No parpadearon», contó.

menu
menu