CASOS INGRID Y CARLOS IGNACIO: LA GUERRA NO ES SOLO ENTRE LOS DELINCUENTES

CASOS INGRID Y CARLOS IGNACIO: LA GUERRA NO ES SOLO ENTRE LOS DELINCUENTES

EL COMITÉ CIUDADANO POR LA SEGURIDAD PÚBLICA DE SONORA compartió el lunes un dato realmente dramático y preocupante: En 2022 en Sonora, 44 menores fueron víctimas de homicidio doloso.

Es decir, cada mes fueron asesinados, en promedio, casi cuatro niños.

Este dato es un contundente contraste del discurso y narrativa oficial de que la inseguridad la viven solamente las personas dedicadas al crimen o con nexos con delincuentes.

Y el domingo uno de esos capítulos se escribió en Cajeme, donde una niña de nombre Ingrid murió tras ser alcanzada por las balas que disparó un sicario en contra de uno de sus rivales en el negocio del trasiego y venta de drogas.

AL GOBIERNO NO LE AGRADA hablar de las víctimas inocentes de la guerra entre grupos delictivos, pues es una de las estadísticas que chocan con su discurso.

Pero también son las cifras que pueden llevar a la sociedad a levantar la voz.

Como ha ocurrido en casi todo el país, en Sonora, particularmente en estas comunidades azoradas por la delincuencia, la gente prefiere esconderse o esperar la hora y el lugar del hecho delictivo del día.

Cada hecho pasa a formar parte de su anecdotario y es tema de conversación del día a día, pero ya no clama por la paz.

Sin embargo, cuando personas ajenas a los grupos delictivos muere, sí se alcanzan a escuchar algunas voces que exigen a las autoridades ponerle fin a tanto derramamiento de sangre.

Ocurrió, en los días recientes, con los casos del asesinato del Doctor Carlos Ignacio y ahora con la niña Ingrid.

EN ESTE TEMA DE LA VIOLENCIA no hay que perder de vista que Sonora tuvo un cierre de 2022 sumamente complicado.

Diciembre registró 164 carpetas de investigación por homicidio doloso, el mayor número para un mes en al menos los últimos dos años.

En 2022, el primer año completo del Gobernador, Alfonso Durazo, se abrieron  1,443 carpetas de investigación por homicidio doloso; menos que en 2021, el año de la transición, en el que se tuvieron 1,600 carpetas.

Un dato que hay que tener en cuenta es que el primer año completo de Durazo superó por mucho; pero por muchísimo, al primer año completo de su antecesora, Claudia Pavlovich.

El año de arranque de Pavlovich Arellano se abrieron 630 carpetas de investigación por homicidio doloso. Es decir, en el arranque de Durazo hubo 813 casos más en comparación con el sexenio anterior.

Y este año de 2023 ha sido sumamente violento. Cajeme y la región de Guaymas y Empalme registran homicidios casi todos los días, con todo y que cientos de soldados, marinos, policías y guardias nacionales patrullas las ciudades día y noche

Definitivamente, las cosas no van bien; urge un golpe de timón, un cambio para ya no escuchar casos como el del doctor Carlos Ignacio o el de la pequeña Ingrid.

Hoy, todo es silencio otra vez; mañana o pasado cuando otro inocente caiga de nueva cuenta, estaremos pidiendo un cese de este clima tan violento.

DESDE EL KIOSKO

Rogelio Díaz Brown, Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, será el invitado de este miércoles de los periodistas de la Mesa Cancún. La recuperación del padrón de afiliados, el financiamiento y las pugnas internas seguramente serán temas que se pongan sobre la mesa.

A propósito de golpes de timón, en Navojoa es urgente trazar un plan de trabajo desde el Ayuntamiento y poder reponer un poco los servicios elementales que se han deteriorado de manera considerable estos últimos cuatro años, es decir con la desastrosa administración de Rosario Quintero y el primer año del finado Mayito Martínez.

menu
menu