EL AÑEJO PROBLEMA DEL AGUA

EL AÑEJO PROBLEMA DEL AGUA

PUES AQUÍ ESTAMOS, en el año 2021 y sin resolver el problema de abasto de  agua en Hermosillo. Obras han ido y venido, al igual que gobiernos estatales y municipales. Cada obra ha sido una aspirina, unas con efecto prolongado, otras que tuvieron impacto menor. Pero a final de cuentas, aquí estamos, atravesando un fuerte problema por el abasto de agua en la ciudad. En los últimos meses del sexenio de Manlio Fabio Beltrones se construyó una galería filtrante, sirvió en su momento, pero tuvo un par de años de vida útil.

Llegó el sexenio de Armando López Nogales y este quiso construir una planta desalinizadora. Para algunos especialistas esta hubiera sido la obra que resolviera de fondo el problema.

La historia ya la conocemos: El entonces Alcalde, Pancho Búrquez requirió para el municipio el servicio de suministro de agua, es decir que tomó la otrora Coapaes-Hermosillo, para administrarla y tener el control del abasto. Ello le permitió rechazar el agua de la desalinizadora y simplemente por eso no se construyó.

Burquez Valenzuela dijo que había agua por todos lados, lo cual resultó falso.

Vino el trienio de María Dolores del Río, con Eduardo Bours en el Gobierno del Estado.

En esa época se hicieron pozos con los derechos de explotación de agricultores de La Costa, les denominaron “Los Bagotes”.

Esta batería de pozos surte al extenso y muy poblado norponiente de la ciudad, no alcanza para más.

Llegó la administración municipal de Ernesto Gándara y se hizo el Acueducto El Molinito-Hermosillo. Ha sido útil, pero solo cuando hay agua en esa presa, la “Rodolfo Félix Valdez”.

Y en el sexenio de Guillermo Padrés, como es de todos conocido, se construyó el acueducto Independencia.

Ha sido fundamental en estos últimos siete u ocho años que lleva operando, pero no suficiente y ahora enfrenta serios problemas.

El almacenamiento de la presa “Plutarco Elías Calles” o “El Novillo”, de donde se alimenta, es dramático, Está a menos del 30 por ciento y las tomas simplemente no alcanzan a absorber agua.

Lo advirtieron en su momento los especialistas: Llegará el momento en que no haya el almacenamiento suficiente y el acueducto no va a poder funcionar.

Hay una gran posibilidad de que ocurra lo anterior, aunque han tomado medidas para no llegar esos extremos, como la paralización de la planta hidroeléctrica de la presa “El Novillo”.

Funcionarios de Conagua y Agua de Hermosillo, advirtieron en una reciente reunión con le agrupación “Hermosillo ¿Cómo vamos?” que de no haber precipitaciones que permitan un aumento del embalse, será imposible la extracción al paso de 20 días.

Al sacarse de funcionamiento las turbinas hidroeléctricas se tiene oportunidad de que se prolongue ese periodo de disponibilidad, que sean más de 20 días.

Así estamos, casi donde mismo, luego de 25 años: Con problemas de abasto y confiando en que llegue una abundante lluvia que resuelva la situación.

Y mientras, la cultura de ahorro del agua, la instalación de medidores, la reutilización del agua y la exploración de fuentes alternas, muy relegadas.

 DESDE EL KIOSKO

Llega la tercera ola de Covid-19. En Sonora el número de casos positivos diarios va en aumento; pero mientras las medidas se han visto muy relajadas.

Jacobo Mendoza se perfila para estar en la terna de donde surgirá el coordinador de la bancada de MORENA en la próxima legislatura, con amplias posibilidades de ser designado para tal rol.

menu
menu