Otra vez, Empalme quiere cobrar más de 300 MDP

Otra vez, Empalme quiere cobrar más de 300 MDP

+ Otra vez, Empalme quiere cobrar más de 300 MDP; junio es el “pico” del Covid-19, si esto no se pone peor; hay inseguridad, pero Durazo viene por la candidatura; cuestionan víctimas que se pervierte la ley

EMPALME, Son.- En 2017, el alcalde priísta de este Municipio, aún líder obrero cetemista, Carlos “El kiriki” Gómez Cota, clausuró “de forma temporal” dos generadoras de la Comisión Federal de Electricidad, inauguradas un mes antes por el presidente Peña Nieto.

Lo hizo, recuerdo, “por falta de pago de permisos de construcción, licencias de uso de suelo y solicitud de renovación ambiental integral”. El también beisbolista aficionado y ya neoranchero, exigía 242 millones de pesos y trataba de descifrar quién los pagaría: el Gobierno federal a través de la CFE; o las contratistas Senermex, Dunor (OHL) y CFE-Acciona, que solo pagaron permisos y licencias de obra civil, por 13.5 MDP.

Eso no correspondía a inversiones por 700 millones de dólares consignadas en el Diario Oficial de la Federación. Tampoco a obras conductoras de energía a Cajeme y Hermosillo. Cada planta costó 475 millones de dólares, y 100 millones cada conducción. Y había complementos hasta 2020.

“El kiriki”, sujeto a indagación por corrupción –pero nadie lo persigue–, mandó a toda su policía en la madrugada y frente a las playas de “El Cochórit” –que por estas obras perdieron su vocación turística–, impidieron el paso a camiones, maquinaria y a cientos de trabajadores.

Allí el alcalde lanzó su proclama: «El ayuntamiento de Empalme exige el cumplimiento de la ley. Ninguna empresa, nacional o transnacional, va a omitir el pago de permisos y licencias”.

Pero lo omitieron. El tufo de la corrupción, así como este adeudo, fue la herencia al nuevo alcalde, Francisco “Pantico” Genesta, quien también cobró y no le han hecho caso.

El tema viene al caso porque el jueves hubo réplica, ahora contra quienes construyen allí mismo, en “El Cochórit”, la desalinizadora, y la causa se parece: “por incumplimiento a los requisitos establecidos en la ley para la obtención del permiso de construcción correspondiente, así como por derecho de uso de vía en el tendido de tubería, entre otros”.

La necesarísima desalinizadora, que no tiene para cuándo, detuvo así su avance, a cargo de la firma española Aqualia. “El Pantico” ordenó colocar la lona con la leyenda de tracaleros, aunque con un eufemismo, en el acceso a la obra y otra en donde maquinaria pesada tiende tubería.

Hace un año le cobró a Aqualia, pero no atendieron pese a las amenazas –apercibimientos, le llaman– en los requerimientos.

El caso ya se volvió asunto jurídico y camina hacia los tribunales. Entre tanto, no tantos como los que envió el “Kiriki”, pero agentes policiacos evitan el ingreso de personas y vehículos.

Urge explicar que pasa, pues si se trata de pagar, el Ayuntamiento empalmense se debe “rayar” con más de 300 millones de pesos; si no, ver si había acuerdos para incentivar inversiones; o si de plano, había tratos oscuros como los que dice el “Pejepresidente” nuestro que existían en el pasado, cuando todavía no llegaba la 4T a enseñarnos la “nueva normalidad” en la política.

TIROS RÁPIDOS

1.- El COVID-19 y su cruel paso por el mundo ya convenció a los guaymenses que sí existe.

Y, cruel, se lleva lo mismo a jóvenes que a personas de edad avanzada. Deportistas, militares en activo, médicos, enfermeras y hasta policías.

El jueves cayó una, mujer, primer deceso en la corporación. Elinora tenía 48 años y estaba asignada a las oficinas de Unidad para Atención de Violencia Intrafamiliar. En la Policía hay varios enfermos y muchos sospechosos.

Junio vino a ser el mes del “pico”, suponiendo que esto no se ponga peor, lo cual se explica por nuestra reticencia a permanecer en casa y dejar que salgan solo quienes tengan actividad indispensable.

No culpemos a las autoridades, nos advirtieron siempre de lo que ya está pasando. Mejor sumémonos a ellos y hagamos nuestra parte. Y que Dios nos cuide.

Arizona, sepa usted, hizo obligatorio el uso de máscaras por el COVID-19, por la emergencia en marcha, para reducir los casos que registra la entidad. Lo hizo el gobernador y lo retomaron los alcaldes. La mascarilla es indispensable o sobrevendrán sanciones, crean o no en el virus, o puedan o no permanecer en casa.

2.- Los 12 muertos de Caborca son efecto de lo que ocurre en el país, hoy que cualquiera puede acceder a armamento bélico.

La disputa de criminales por el control de territorios implica choques y por eso se dan estos hechos terribles, como ocurrió en Guerrero, Guanajuato, este miércoles en Sinaloa, este viernes en la Ciudad de México y la secuencia se extiende.

La interrogante es si eso afecta al secretario de Seguridad Pública Federal. La respuesta es que sí, pero tiene a su favor que la violencia cual hoy se vive, data de dos décadas y pegó igual a los ex presidentes, como hoy pega a López obrador, quien tampoco podrá frenarla si el concierto mundial no acierta a eslabonar un esfuerzo conjunto.

Así como se globalizó la economía, se globalizó también la violencia criminal y eso es lo que ahora padecemos.

Durazo dejará pronto el cargo y se vendrá a contender por la gubernatura del Estado, con mucha opción de triunfo.

3.- Dos eventos golpean la credibilidad y la confianza en la autoridad en Guaymas.

Primero, el brutal choque provocado por un médico apenas dado de alta por COVID-19 y ya manejaba su auto, que estrelló a más de 100 kilómetros por hora en una calle urbana, contra un taxi. Una calle de fraccionamiento popular, de esas que los constructores hacen para ahorrar terreno aunque afecten la vida cotidiana. Él dice que un medicamento lo descontroló.

Bueno, pues el médico fue detenido y ahora nadie sabe sobre el Informe Policial Homologado.

Tránsito Municipal turnó todo al agente del Ministerio Público y pese a graves lesiones a la usuaria del taxi –fracturas y un ojo por perderse–, al taxista y la destrucción del vehículo, el representante de la Fiscal Claudia Indira Contreras, lo dejó libre.

Es creencia general que no fue gratis.

Otra: culpan a marinos del choque en la colonia Guadalupe, con daños totales a un auto y una motocicleta y lesiones graves a dos personas. Liberaron a dos detenidos y no hay quien responda por elevados daños y las lesiones.

Urge a la autoridad dar explicaciones, pues la gente piensa mal y cree que acierta, en perjuicio de las instituciones.

menu
menu