El PRI y sus rebelioncitas

El PRI y sus rebelioncitas

+ El PRI y sus rebelioncitas; ¿ataques a la libertad de expresión? esperemos que no; cómo ve Durazo a los políticos; más presupuesto para Sonora, pero lo manejará la Federación; acusan de rico a funcionario municipal; en el PRI “los luises” se disputarán Empalme

GUAYMAS, Son.- Alfonso Durazo no encontró obstáculo en Morena ni Ricardo Bours en Movimiento Ciudadano para preparar su cercano destape como candidatos a la gubernatura, pero es distinto en el PRI-PAN-PRD, donde la rebelión, chiquita y todo, existe.

Pedro Ángel Contreras espera que el Ernesto “El Pato” de Lucas Hopkins defina el “piso parejo” exigido, al explicar que no busca afectar a Ernesto Gándara, sino ser gobernador, por eso pide reglas claras.

Mengua el fuego en su contra ahora que Enrique Claussen, el hermosillense nacido en Guaymas, deja ver alboroto por tal cargo. A ver cómo resuelven el reparto del pastel,  pues si se confirma tal alianza, la politología revela que el candidato será “El borrego”, dejando abajo a tales priístas, pero también al panista “Kiko” Munro y al perredista Jesús Saldaña, que deberán conformarse con… ¿Qué?

Pero se llevó la semana Alfonso Durazo, primero por acusar que Sonora está muy mal y que la culpa la tiene Manlio Beltrones, el ex gobernador que creó fama de ser el gran señor de la ínsula.

El de Bavispe del gran hándicap en 2021, tuvo para todos en sus entrevistas armadas para llenar espacios en todos los rincones sonorenses.

Entre paréntesis, le critican que en una de ellas hubo amagos de despido a conductores de un noticiero porque, a juicio de sus colaboradores, “al doctor no le gustaron tus preguntas”.

Pero ni “al doctor”, ni al dueño del medio, el guaymense que triunfa en el mundo empresarial de Hermosillo y en Sonora entero –para orgullo de los porteños–, Julio Luebbert, les queda una pose del tipo. Parece que ese presunto grave atentado contra la libertad de expresión solo fue una metida de choclo de malos colaboradores.

Pero esto dice Durazo de algunos políticos: primero, que “vamos a romper con ese grupo de poder que ha subordinado al PRI y al PAN y, no nos hagamos, todos sabemos que es una lamentable realidad que ha vivido sonora, por décadas. Pero en buen plan, y sin aspavientos, ¡ya se les acabó!”. Luego:

Célida López: “Cuadro de gran potencial y desempeño comprometido en el Ayuntamiento de Hermosillo”.

Ana Gabriela Guevara: “Una retadora, corredora a la que respeto profundamente como deportista”.

Lilly Téllez: “Me hubiese gustado que no hubiese roto con la fracción de Morena”.

Ernesto Gándara: “Un adversario que perdió por dos veces la oportunidad de haber sido gobernador del estado; y la perdió por su propia responsabilidad”.

Antonio Astiazarán: “Es un aspirante con bajas probabilidades de ser candidato y nulas de ser gobernador”.

Ricardo Bours: “Está haciendo esfuerzo en un partido igualmente con nulas posibilidades de llegar a la gubernatura”.

Enrique Claussen: “es un aspirante a un puesto aun indefinido, que ha utilizado políticamente la pandemia. No comparto su posición”.

Pero aún falta para conclusiones. Por ejemplo, confirmar si han corregido el rompimiento con el PT, a partir de que Morena quiere aliados, pero con sus candidatos. Eso sería, aunque pequeña, otra merma a considerar.

TIROS RÁPIDOS

1.- Insiste el diputado federal Heriberto Aguilar: aumentará presupuesto federal para Sonora.

Se queja de desinformación, pues si bien le quitan a Sonora 2,400 millones de pesos, se mantendrá la inversión directa en infraestructura y programas sociales.

O sea, el gobierno federal manejará la lana, que es menos por culpa de la pandemia que le pegó duro al PIB y a la Recaudación Federal Participable.

Lo bueno es –lo vamos a poder confirmar hasta 2021— habrá 7,554 millones de pesos, 1,200 millones más que en 2020, para beneficiar a 422 mil sonorenses.

Hay 280 millones para dotar de mil 700 viviendas a familias yaqui, con 39 proyectos de espacios públicos y equipamiento urbano, y un acueducto desde la presa, para acabar con el problema de pozos inoperantes o el “huachicoleo” en el agujereado acueducto Río Yaqui-Guaymas.

Eso confirmaría lo que dice el diputado por el 04 Distrito. La diferencia es que se aplicarán directamente con los beneficiarios, sin intermediarios, “esencia del estado de bienestar que estamos construyendo”.

2.- Durante años, el panista-perredista y hoy morenista Víctor Marín, criticaba el mal desempeño de alcaldes y un día arrojó tomates podridos a oficinas de Palacio durante el mandato del “fifí” Lorenzo de Cima. A su lado, José Ramírez Lizárraga.

Hoy Víctor Marín aspira a la diputación local, pero Ramírez pide lo investiguen porque a su juicio, se hizo rico como titular de Infraestructura. Lo refleja una propiedad valuada en 3 millones de pesos que el funcionario vende en el campo de golf de San Carlos.

Sí, enriquecerse en Guaymas, es tener una casa –fea, le dijeron– de 3 millones de pesos erigida durante años. Poca visión, si consideramos que en 2015, el ahora diputado de Morena Javier Lamarque, acusó al alcalde de la época de construirse una casa de 3 millones de dólares.

Marín es ingeniero civil y contratista y tiene otras propiedades, no muchas ni de lujo, logro de 25 años de trabajo. Pero sí, el contralor debe estar vigilante de todos modos.

3.- Estados Unidos detiene gente y la acusa de ser los peores delincuentes del mundo. Luego los suelta con el “usted disculpe”.

Detener al general Salvador Cienfuegos, titular de la Defensa Nacional el sexenio anterior, es injustificable si no existe la carga de la prueba de su presunta acción criminal; pero dejarle libre si la hay, es peor mensaje. No se vale jugar así con la ley, menos en el país que dice ser el más democrático del mundo. Eso sugiere que pronto nos devolverán, libres de culpa, al “Chapo” Guzmán y a Genaro García Luna, o que capturarán a los invisibles capos estadounidenses, para ser parejos.

De salida: “los Luises” están listos en el PRI para ir por la alcaldía de Empalme: José Luis Dumas, ex contralor que sabe muy bien hacia dónde han ido los dineros perdidos del Municipio; Luis Fuentes Aguilar, figura popular pero fato de contundencia; José Luis Islas Pacheco, impulsor cultural con limpia hoja de servicios; y José Luis Castillo, excampeón mundial de boxeo que en 2015 recuperó la plaza al tricolor, perdida en 2018 por el lopezobradorismo, pero también por el pésimo trabajo y pillerías del exalcalde Carlos Gómez Cota.

menu
menu