RSP y PES, recién nacidos, ya están manchados

RSP y PES, recién nacidos, ya están manchados

+ RSP y PES, recién nacidos, ya están manchados; que Sara se conforma con una regiduría; AMLO: un viaje incómodo que debe enseñarle

 

GUAYMAS, Son.- En el salto de políticos cuando ven desaparecer aspiración de seguir desplazando a nuevos valores y proyectos, sobresalen Cuauhtémoc Galindo y Carlos Zataráin, de Nogales y Guaymas, respectivamente, que han sido todo en el sistema político que cuando cobija, cobija muy bien.

Ni el “Temo” es maestro ni el “Bebo” es evangelista, como escribiera Bulmaro Pacheco. El oportunismo los puso en el partido de la maestra Elba Esther Gordillo (Redes Sociales Progresistas) y el de Hugo Erick Flores (Redes Sociales Solidarias), la derecha cristiana.

Eso los vuelve lejanos a lo que la ciudadanía demanda de un candidato. Como partido, ni se diga, pues baste ver su nacimiento y avance para confirmar que no son diferentes a los partidos de siempre.

Redes Sociales Progresistas en Sonora tuvo uno de sus congresos para afianzar registro y, reunidos en Cajeme, se cambió la jugada en cuanto alcanzó su meta y dejaron gente en el abandono, literalmente hablando, pues hasta el dinero de los autobuses para el acarreo desapareció.

Se culpó a Francisco “Paco” Bueno de esa acción, como las de ahora, al ofrecer dinero a quien acepte ser candidato y garantice un número mínimo de votos. En Guaymas se desconoció a Noé Hernández Ojeda como coordinador a los dos meses de nombrarlo; ahora esas siglas las trae Roberto Palafox, en un maletín, buscando su diputación local ofrecida.

En cuanto al Partido Encuentro Social, hubo trabajo previo para darle presencia y el 13 de febrero vino a Guaymas el dirigente estatal Rogelio Baldenebro Arredono, elogió la participación de la mujer y felicitó a Dora Ruth Attwell Estrada por su registro para buscar la alcaldía. Hizo lo propio con el aspirante a síndico municipal, el exmilitante panista Víctor Navarro Camarena. Pero ahora resulta que será Oscar Barragán, impuesto por Carlos Zataráin, el candidato, dejando a la joven Dora Ruth en el aire.

Lo que son las cosas. Ese día Baldenebro aseguró que: “El PES no quiere políticos reciclados, no quiere más desgastes, más pleitos, más muertes; a los problemas les sacamos la vuelta y la energía la usamos en otros sentidos”.

Hoy tiene políticos reciclados y desgaste buscando la gubernatura del Estado, al abrir el camino a usos y costumbres. El “Temo” y el “Bebo” son el panismo y el priísmo idos al morenismo, donde diseñaron su papel en el proceso electoral en marcha para quitar votos al rival, en este caso a la también explicable alianza de enemigos amenazados de extinción, PRI-PAN-PRD. Luego les pagarán con algunas posiciones.

Zataráin justificó su enojo porque no lo dejaron jugar por “la grande” de Sonora y se supone que ya estaba enojado porque en 2018 “el PRI usó al PVEM para enviar al perdedor Otto Claussen y me sacaron de la ecuación”. Es cierto. Pero desde 2009 dejaron de buscar sus servicios y se fue a Monterrey, luego a México, a picar piedra. Ahora regresa y se arroja a las primeras siglas disponibles. El “Temo” ni siquiera justificó nada, solo vio el naufragio y abandonó la nave.

Ya se sabrán los detalles, pero no jalarán muchos votos, solo los suficientes para aparecer en cargos administrativos para sí y los suyos y en tres años estar en la boleta.

Urge legislar al respecto, pues no hay forma de garantizar que un partido sea útil al país, con este tipo de militancia.

¿REGIDURÍA PARA SARA?

En la capital del chisme político –y desde donde se (des)gobierna a Guaymas–, circula la versión de que el director de Protección Civil de Guaymas intercambia permisos de operación de comercios y servicios, por credenciales de elector para apoyar a la presidenta municipal Sara Valle si logra la candidatura para reelegirse, cosa lejana, pues Morena tiene otro criterio para seleccionar candidatos y el PT, si no va con Rodolfo Lizárraga, desaparecerá del mapa.

Si quiere, Sara iría en la planilla de regidores, para que al menos se defienda cuando la tundan los futuros mandos de este suelo, como hace Lorenzo De Cima quien gastó una fortuna en su reelección solo para ver el poco afecto sembrado entre los electores.

A VER SI ASI ENTIENDE

Este domingo se divulgó un video del presidente López Obrador en un avión comercial que lo llevó de Guadalajara a México, donde varios jóvenes lo insultan. Aguantó, no le quedo otra, pero ¿Qué sigue?

A ver si entiende que este tipo de cosas crecen y se arriesga a algo peor. Viajar en avión presidencial –no necesariamente como un Creso– no es capricho. Debe aceptarlo.

menu
menu