Liga Americana mantiene su hegemonía en el Juego de Estrellas

Liga Americana mantiene su hegemonía en el Juego de Estrellas

Vladimir Guerrero Jr, de los Azulejos de Toronto, conectó un cuadrangular, produjo dos carreras y la Liga Americana extendió su dominio al vencer 5-2 a la Liga Nacional y llegar a ocho ediciones seguidas del Juego de Estrellas llevándose el triunfo.

Horas antes del encuentro, Guerrero Jr le dijo al legendario Pedro Martínez, que él mismo era su favorito para llevarse la nominación del Jugador Más Valioso. Lo cumplió. Al final del encuentro el jugador, quien está en su tercera temporada en Grandes Ligas, recibió el reconocimiento.

El japonés Shohei Ohtani, de los Angelinos de Los Ángeles, hizo historia al convertirse en el primer pitcher usado también como bateador designado. El japonés falló al bat con un par de rolas al cuadro, pero como lanzador impresionó retirando en orden la primera entrada con rectas superiores a las 100 millas por hora.

Tomó su primer turno oficialmente como el pitcher de la Liga Americana, pero se mantuvo en para tomar un turno más, en la tercera entrada, ya como bateador designado.  Al final terminó por ser el pitcher ganador.

Max Scherzer, de los Nacionales de Washington, empezó el encuentro dominando a Ohtani, a Guerrero Junior y Xander Bogaerts, de los Medias Rojas de Boston. Cody Burnes, de los Cerveceros de Milwaukee, fue el primer relevo, y permitió dos carreras, gracias a un sencillo productor de Marcus Semien, de Toronto, en la segunda entrada, y el jonrón de Guerrero en la tercera.

Guerrero agregó una carrera más en la quinta entrada con una rola a la tercera base que trajo a su compañero de equipo Teoscar Hernández desde la antesala.

Khris Bryant, de los Cachorros de Chicago, tuvo la gran oportunidad para evitar que el viejo circuito ligara una derrota más. En la octava encontró las bases llenas con dos outs, y con la cuenta en tres bolas sin strike hizo swing y sacó un elevado al jardín izquierdo.

El próximo Juego de Estrellas, donde la Nacional buscará por fin romper el maleficio, de perder ocho ediciones seguidas, todas por diferencia de tres carreras o menos, se realizará en el Dodger Stadium, de Los Ángeles.

menu
menu