Los Yaquis y su caseta

Los Yaquis y su caseta

Por Víctor Mendoza Lambert

Lo primero que se me vino a la cabeza fue… ¿Con una caseta de cobro los Yaquis van sentirse satisfechos en sus demandas?.

Por supuesto que no, cada uno de los 8 pueblos Yaquis tienen sus autoridades y en algunos se duplica y cada pueblo tiene sus pretensiones, además y por si fuera poco, los Yaquis cambian de autoridades cada año.

Partiendo de ahí es que se ve complicado que una, una sola caseta sea suficiente para que reaccionen favorablemente a lo que la autoridad estatal y federal han negociado.

Hace apenas unos días, el Gobierno que encabeza Alfonso Durazo y los gobernadores de los Pueblos Yaquis acordaban que el dinero recaudado en esa próxima caseta sea destinado a la comunidad indígena.

La idea como tal es buena, el resultado seguramente no será el esperado y no lo será por una sola razón, la historia nos dice que los Yaquis no se conforman con los acuerdos que se hacen con autoridades federales o estatales.

Y en todo este escenario vienen preguntas y más preguntas. ¿Quien va administrar esa caseta?. Todo lo que recibe ingresos paga impuestos, estarán de acuerdo en hacerlo o será otra concesión más, y algo sumamente importante ¿quien fijará la cuota?.

Y alas preguntas siguen… ¿como se repartirán ese dinero? será por kilómetros de territorio o por número de pobladores o por sus necesidades. Y al final deje esta pregunta ¿se podrán poner de acuerdo los pueblos Yaquis y sus autoridades?… ¡Digo esto por una sencilla razón, nunca lo han hecho, conviven entre sí y en ocasionales dialogan, pero nunca han coincidido en sus necesidades y objetivos.

Hoy actualmente existe un retén que lo podemos considerar como permanente y en ciertos días y horarios aparecen otros tres, dichos retenes cobra cuotas entre 200 y 300 pesos a todos los camiones de carga, a los automovilistas le solicitan 100 pesos y en ocasiones según ellos generosamente te cobran 50.

Todo, todo ese dinero queda en sus manos, nada se sabe del destino, pero son millones de pesos mensuales, dinero que será imposible que les llegue con una sola casta de cobro. De ahí mi pregunta, será suficiente lo que se está planteando.

Y para cerrar este delicado tema, sólo les recuerdo si les dan una caseta a los Yaquis seguramente que le tendrán que dar otra a los Seris y sin temor a equivocarme muchas etnias del país pedirán la suya y así le tendrán que dar otra a los Mayas en Yucatán o la suya a los Olmecas en la zona de Veracruz y otra más a los tlaxcaltecas y mejor le paro pues en el país existen hoy día 68 pueblos indígenas y cada uno habla su propia lengua y tiene sus necesidades y por supuesto pedirán su caseta de cobro.

Qué bueno que se les pueda ayudar, eso se aplaude, pero de eso a otorgarles una caseta creo que será un problema mayor más rápido de lo que cante un gallo.

De ida

Quién lo fuera a pensar, el tema de la gasolina y los gasolinazos pareciera sólo de los gobiernos “neoliberales”. Ahora se está convirtiendo en el dolor de cabeza del Presidente López Obrador, pues cada día tienen que inventar una justificación mediática para intentar ocultar el incremento del 20% en las gasolinas y por supuesto el nuevo precio que aparece en nuestros recibos de luz o que me dicen de el gas, ese preciado producto imposible de vivir sin él y que sólo duro “barato” un mes y eso solo en algunas familias de la capital de país.

Así las cosas, todo eso que estamos viendo y escuchando, qué si la UNAM se “derechizo” y qué si todas las universidades se aliaron a gobiernos neoliberales o no se que tantas locuras que se dicen, todo es simplemente para esconder los grandes problemas del país. Todo es un gran circo mediático que tarde que temprano se acabará.

De vuelta

En efecto, la justicia en este país, sigue siendo la misma de toda la vida, solo se aplica a los enemigos de quienes ostentan el poder. Rosario Robles no pudo llevar su proceso penal en su casa, sigue y seguirá en la cárcel, al menos por tres años más. Le aplicaron simplemente la “justicia a secas“, esa que solo la merecen los que no cuentan con la simpatía de quienes gobiernan.

El juez qué le tocó ser el verdugo dice “que tiene recursos económicos suficientes y por lo mismo pudiera escapar y abandonar el país”, algo realmente increíble, cuando sabemos la cantidad de tecnología que existe para que ello no suceda. Desde un simple brasalete electrónico, hasta cámaras de vigilancia. En fin, de lo que se trata es de que siga encerrada.

Aserrín

Otro dolor de cabeza del Presidente López Obrador son las caravanas de migrantes siguen y seguirán pasando por México para buscar su sueño americano. La diferencia ahora es que avanzan hacia la CDMX y eso complicará mucho la vida de millones de habitantes.

No digan que aquí lo leyeron, pero esa caravana pareciera mandada a hacer especialmente para la consentida del Presidente, en efecto, es otra prueba de fuego más para Claudia Sheinbaum

Y la pregunta es… “de parte de quién“.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Victor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6624335077

menu
menu