De lo difícil a lo complicado

De lo difícil a lo complicado

Por Víctor Mendoza Lambert

Hemos dejado atrás la etapa difícil, me refiero a esos meses donde de un día para otro, nos pidieron quedarnos en casa, nos pidieron dejar de trabajar, de estudiar, nos pidieron no salir a comprar nada, solo lo esencial, nos pidieron detener a México y esperar a identificar la pandemia.

De eso, de eso ya pasaron tres meses, tres largos meses que nos hemos privado de visitar a nuestro padre o madre, dejamos de visitar a los amigos, y los nietos solo desde la puerta saludan a los abuelos,  hemos salido de casa cautelosamente con un miedo extraordinario a contagiarnos, caminamos y tocamos las cosas temerosamente y luego nos lavamos las manos, nos cambiamos de ropa y lo repetimos una y otra vez.

Tres meses donde de repente la palabra coronavirus se convirtió en algo cotidiano, una palabra que los niños y los adultos dominamos muy bien y que sabemos de sus efectos, pero hoy día nos estamos relajando.

Un virus que se acerca cada vez más a muchos de nosotros, amigos, hermanos, sobrinos, cuñados y muchos conocidos lo padecen o ya lo padecieron, todos te recomiendan no provocarlo, es un virus agresivo que te debilita, te genera dolores de cabeza insoportables y que si bien te va te deja vivir.

México, el país que aparentaba pocos efectos, ese país donde el Presidente te decía que siguieras saliendo y que besaba a pequeños para mostrar confianza, comienza a temblar de miedo y de muerte.

Las autoridades que quisieron transmitir tranquilid, ahora están nerviosos, muy nerviosos.

La cifra de infectados y muertes no coincide con la de otros países y tampoco coincide con especialistas en la materia.

No sabemos que sucede y no entendemos el porqué… lo que sí alcanzamos a identificar es que todo el territorio mexicano está en color rojo que significa “máxima alerta” y significa seguir quedándose en casa, nos piden seguir cuidándonos y cuidarnos mucho.

Pero contrario a ello, las autoridades, las mismas que te piden no salir de tu casa, también te piden activarte y reiniciar parte de nuestras vidas. Autorizan que trabajen las minas, las maquiladoras, piden abrir negocios y piden que nos cuidemos.

Eso no es malo, lo delicado es que no sabemos cómo, pues no somos el país más educado y mucho menos el más disciplinado.

En lo personal, creo que la vida tiene que comenzar de nuevo, me refiero a poco a poco activarnos, pero también en lo personal creo que viene lo complicado para muchos de nosotros.

A partir de este sexto mes del año, tenemos la obligación de trabajar para llevar el recurso a las casa, estamos necesitados de un ingreso, pero si eres comerciante difícilmente podrás vender, si eres burócrata muy difícilmente podrás realizar tu trabajo a plenitud, si eres maestro tendrás que seguir enseñando a la distancia y así pudiera seguir.

Todo se complica y no sabemos exactamente que hacer y cómo hacerlo.

Mexico entra en su etapa complicada, veremos más muertes, más contagios, más necesidades y más ignorancia oficial, de esa que te pide te quedes en casa, pero ellos si salen a dar banderazos a un tren Maya que nadie está pidiendo y peor aún no se necesita.

 

De ida

Este inicio de semana serán más de 10 mil los muertos en todo Mexico por el coronavirus, 10 mil los registrados estadísticamente aunque sabemos son más, muchos, pero muchos más.

La desconfianza crece día a día y el vocero oficial pierde credibilidad, me refiero a Hugo López Gattel.

Esta semana será muy complicada, pues los gobernantes saben que se tiene que reactivar poco a poco la vida de los mexicanos, pero también saben que si comienzan los contagios al por mayor se tiene que regresar a esa parte donde no podemos ni asomar la cabeza y lo peor que los espacios para atender a enfermos del coronavirus se comienzan a agotar.

Esta semana comienza lo complicado y comienza lo extraordinario, ya veremos de qué está hecho el gobierno de López Obrador, si acepta el reto y las consecuencias o se quedará pasmado y con poca reacción, tal como ha sucedido hasta el momento.

Salir de gira y recorrer algunos lugares en carro durante varios días, no será suficiente para distraer lo importante que los mexicanos debemos de saber.

Al Presidente se le olvida que existen prioridades. Él piensa que sus proyectos son lo importante y eso es falso. A nuestro país le urge un Presidente, le urge alguien que tome buenas decisiones y que una a los mexicanos y no los siga dividiendo.

 

De vuelta

Siete gobernadores se revelan contra las medidas impuestas por la federación… No están de acuerdo con el semáforo en rojo en todos sus municipios y deciden crear su propia estrategia. Tampoco están de acuerdo de muchas cosas más, entre ellas el poco o nulo apoyo a ciertos estados.

En efecto son gobernadores que cuando pueden muestran las inconsistencias del gobierno federal, son de los estados de Coahuila, Nuevo León,  Tamaulipas, Michoacán, Durango, Jalisco y Colima.

Solo ellos, seguramente algunos otros gobernadores se quedaron con las ganas de revelarse, pero le temen el poder de la Federación y mejor apechugaron.

Pero ya se nota una verdadera oposición y siete estados pueden ser la gran diferencia para el 2021.

 

Aserrín

Las manifestaciones que se dieron este fin de semana en docenas de ciudades del país para pedir la renuncia de Lopez Obrador parecieran de poca consistencia, pero así comienzan los grandes movimientos.

En lo personal no creo que la renuncia sea algo bueno, lo relevante sería que se pusieran a trabajar en bien de un país y no de un proyecto político.

 

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Victor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6624335077

menu
menu