Asalto al Capitolio; día de furia dejó cuatro muertos y 52 detenidos

Asalto al Capitolio; día de furia dejó cuatro muertos y 52 detenidos

Donald Trump prometió a sus seguidores que el miércoles sería un día “salvaje” y lo cumplió.

Una multitud de simpatizantes del presidente saliente de Estados Unidos irrumpió de manera violenta en el Capitolio para evitar que los legisladores certificaran la victoria electoral de Joe Biden. Por más de dos siglos, esta sesión conjunta del Congreso de EU había sido un mero trámite.

El asalto a la sede legislativa duró alrededor de cuatro horas y su único referente se remonta a 1814, cuando el Capitolio y la Casa Blanca fueron tomados e incendiados por británicos en el marco de la guerra anglo-estadunidense.

Tras realizar un mitin para insistir en el supuesto fraude electoral, protesta en la que participó Trump, la turba superó las barreras policiales y entró al Congreso rompiendo puertas, ventanas e incluso escalando muros.

Adentro, los legisladores ya revisaban los votos de la elección del 3 de noviembre cuando tuvieron que ponerse a resguardo ante la llegada de los inconformes. Éstos no se detuvieron pese a que algunos oficiales de seguridad desenfundaron sus armas y la policía les lanzó gas lacrimógeno. Marcharon por los pasillos para tomar oficinas y la tribuna, donde algunos de ellos se sentaron. Los legisladores y trabajadores del Capitolio fueron evacuados.

Ante la violencia, Washington DC decretó toque de queda desde las 18 horas de ayer hasta las 6 horas de este jueves, pero se mantendrá en estado de emergencia durante 15 días.

Líderes de todo el mundo condenaron la violencia en el Capitolio y llamaron a defender la democracia de Estados Unidos. El expresidente Barack Obama dijo que su país atraviesa por un momento de “gran deshonor y vergüenza”.

Tras el ataque, Joe Biden, el mandatario electo, denunció una insurrección y llamó a Donald Trump a detener la revuelta. El presidente de EU pidió a sus simpatizantes retirarse a casa y evitar la violencia, aunque insistió en que le robaron la elección. Facebook y Twitter suspendieron temporalmente las cuentas del republicano luego de que las usó para justificar los disturbios.

Autoridades reportaron cuatro muertos, entre ellos una mujer baleada por la policía del Congreso, y 52 detenidos. También se recuperaron al menos cinco armas.

menu
menu