#NoMeQuieroMorir

#NoMeQuieroMorir

Armando Vásquez A.

Archivo Confidencial
DANTE EMILIANO.
11 años, asesinado por tres delincuentes que lo balearon fuera de la casa de su abuela en Paraíso, Tabasco. Querían secuestrarlo. Llegó al hospital, faltaban insumos para recibir una atención adecuada.
“No me quiero morir”, fueron sus palabras. El video es desgarrador. Las rede sociales se incendiaron.
La frialdad de los datos duros emergió: 6 mil 156 menores de 17 años forman parte de las cifras de más de 186 mil asesinatos en este sexenio. Dos chamacos diarios.
El presidente ni se inmutó. En su twitter lamentó el accidente en San Pedro Garza García en el evento de MC, los cuatro fallecidos y una quincena de heridos. Lo mismo hizo Claudia Sheinbaum.
Nada de Dante Emiliano. Insensibles.
Samuel García habló de cinco fallecidos y medio centenar de heridos. Lamentable sin duda. Servirá de excusa para que en su mañanera no se toque el tema del niño. Su paisano. Una desgracia tapará otra. Suena frío, pero así será. Es un asesinado más. Ya es costumbre y se desdibuja como noticia. “Se investigarán los hechos”, si acaso dirá.
Xóchitl: Por Emiliano, por México. Trabajemos por el México que nos merecemos. Un país en paz. ¡Basta de abrazos a los delincuentes! #ConLosNiñosNo
Cecilia Flores fue tajante:
“No me quiero morir” es el grito desesperado de Emiliano y de todos nuestros hijos que encuentran su destino entre las balas, los golpes o los machetes del crimen. Si todos fuéramos Emiliano, temblaría el crimen y el estado. Que su voz se quede a vivir en nuestros corazones. ¡Perdónanos, Emiliano!
Bernardo Graue Toussaint le escribió unas líneas:
No sabes la sensación de culpa que me embarga, porque estos criminales se han adueñado de amplias regiones del país por responsabilidad de autoridades ineptas (omisas o cómplices, da igual), que han convertido en un infierno a muchas comunidades de México. Mi sensación de culpa se centra en mi convicción de que es responsabilidad nuestra, porque como sociedad hemos permitido que el gobierno y los criminales hagan lo que quieran con el destino de 132 millones de mexicanos.
¡Perdónanos Emiliano, porque en el hospital de esa localidad no hubo los insumos necesarios para salvar tu vida!
Hubo otras frases duras: Hoy le fallamos como sociedad. Maldito el que lo hizo, malditos delincuentes. Malditos los gobiernos que lo permiten.
En la Comisión Permanente del Congreso, la diputada Sue Ellen Bernal presentó el caso del niño Emiliano.
Marcelo Ebrard fue criticado por pedir ayuda para os niños de la Franja de Gaza.
La ola de corajes explotó buscando culpables.
¡Si esto no nos conmueve nos entristece y nos enoja! Entonces tenemos el gobierno que nos merecemos. Ya no hay respeto por la vida de nadie en este país.
El que mató a Emiliano, fue el Estado que le entregó el país a los narcos y desmanteló las clínicas y hospitales. Pero ¿qué importa eso, si a la masa inmunda le cierran la boca con limosnas? ¿Qué importa mientras el gobierno reparta dinero a “los pobres? El pueblo resultó más barato que bueno…
Triste cruda realidad. Desafortunadamente, mucha gente que fue testigo seguirá votando por Morena. Los que se enteren por medios, muchos lo tomarán como “una lástima, uno más”, entre ellos intelectuales con “el corazón a la izquierda”. ¿Por qué? Porque cuando menos el PRIAN no gobierna.
Con sorna, critican el tratamiento que da a las desgracias ya vividas: La madre de Emiliano tenía mucho dinero según los parámetros de López Obrador. No tarda en salir a culparlos a ellos por tentar a los secuestradores. Es un Miserable #NoMeQuieroMorir
La muerte de #Emiliano va en contra del orden natural de la vida. Pienso en el dolor de sus padres ante la brutalidad y la injusticia del crimen.  Nuestra impotencia ante la incapacidad de cambiar lo sucedido encontrará escape enviando a la chingada a Morena.
Rosario Robles: Qué dolor. Qué impotencia. Qué indolencia y crueldad de los que nos dicen que todo está bien. #NoMeQuieroMorir es el grito que recorre el país.
Hay tanta violencia en México, que la normalizamos, dejamos de verla como algo real, “eso no me pasaría a mí”. México debe ser un lugar de oportunidades para los niños, jóvenes y para todas las familias y no un lugar de miedo, violencia y secuestros.
El niño #Emiliano murió con terror en sus ojos y en su alma, pedía a gritos no morir. Este es el resultado de las políticas de López Obrador y #Morena (sin seguridad, sin atención médica y pidiendo respeto para los delincuentes) … Y en los tres debates y casi dos años de campaña, @Claudiashein dijo mil veces que seguirá con las mismas políticas. Les pregunto señores, ¿ustedes y sus hijos quieren más de esto? Estoy segura que no.
Van a decir que es pura politiquería. Que se está lucrando con este hecho. No señores no es lucrar, es poner la realidad que a sabiendas de ustedes …voltean para otro lado.
Pues al parecer algunos ya salieron a decir “Es verdad, pero se exagera”.
En verdad lloré al ver el video; el solo pensar que fuera mi hijo… ¿ese es el país que quieren que continúe? No es posible la indolencia, el egoísmo, el valemadrismo… nos vemos el 2 de junio.
QEPD Dante Emiliano. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.
Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 35 años de experiencia en medios escritos y de internet, cuenta licenciatura en Administración de Empresas, Maestría en Competitividad Organizacional y Doctorado en Administración Pública. Es director de Editorial J. Castillo, S.A. de C.V. y de “CEO”, Consultoría Especializada en Organizaciones…                                                                                                                                                                                                                            Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com                                                                            Twitter:   @Archivoconfiden
https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

menu
menu